Exposición de Isabel Biscarri "ÉSTO ES LIBRO"



Del 13 de enero al 28 de febrero de 2011.

En la Biblioteca de Aragón (Dr. Cerrada 22-Zaragoza) del 13 de enero al 28 de febrero de 2011, podemos ver la exposición, de esculturas y fotografías, de Isabel Biscarri, titulada “Esto es libro”.
Instalación de esculturas construidas con libros plegados que sugieren columnas y pilares confrontados con fotografías manipuladas de columnas a tamaño real. Un diálogo entre imágenes reales que se parcelan en hojas y libros que forman volúmenes. Un paseo que pretende sugerir la imposibilidad de aprehender la realidad objetiva, para dar paso a sensaciones oníricas.

“10 columnas” Fotografía de la exposción

Texto de la exposición, proporcionado por la autora:

-Ahora digo -dijo don Quijote- que no ha sido sabio el autor de mi historia, sino algún ignorante hablador, que, a tiento y sin algún discurso, se puso a escribirla, salga lo que saliere, como hacía Orbaneja, el pintor de Úbeda, al cual preguntándole qué pintaba, respondió: ”Lo que saliere”. Tal vez pintaba un gallo, de tal suerte y tan mal parecido, que era menester que con letras góticas escribiese junto a él: “Éste es gallo”.
Y así debe de ser de mi historia, que tendrá necesidad de comento para entenderla.
 Somos el conjunto de todas las historias vividas, tanto las del mundo real como las soñadas y leídas que, amalgamadas, crean nuestros cimientos. Las lecturas, como los sueños nocturnos o nuestras fantasías, forman parte de una de las capas más ocultas de nuestra vida. Los libros que nos acompañan y releemos y revivimos, siempre con distintos resultados, construyen parte principal del aparato motor de nuestros sentimientos.

A modo de instalación, Esto es Libro, sugiere un paseo entre columnas y pilares. Unos firmes y recién levantados; otros ya cansados y derruidos. Estructuras construidas a base de más de un centenar de libros plegados. El objeto libro como elemento escultórico: sólidos de revolución apilados en contraposición a su aparente fragilidad. Enfrentados en obvia paradoja a imágenes de columnas reales deconstruidas por el lenguaje fotográfico. Las imágenes que evocan nuestros recuerdos, leídos o soñados, siempre fragmentadas y sesgadas por el momento de nuestra ensoñación. Lo que somos por debajo de las innumerables máscaras del día a día. El yo, que asoma sólo a veces, en vertiginosa aparición ante nosotros, como un truco de prestidigitación; así los libros, al mostrar su estructura formal interna, nos alejan de su función lectora para llevarnos a la esencia de las imágenes ensoñadas que provocan.

Fotografía de Isabel Biscarri

Fotografía de Isabel Biscarri

Fotografía de Isabel Biscarri