Piedra papel tijera. Pedro Avellaned

Diputación de Huesca. 24 mayo / 16 julio 2013

Museo de Teruel. 26 julio / 15 septiembre 2013

El comisario de la exposición Antonio Ansón ha dirigido esta retrospectica de Pedro Avellaned que podremos ver primero en Huesca y posteriormente en Teruel.
Esta exposición tendrá varias actividades paralelas:
 
Inauguración:
Jueves 6 junio a las 19:00 horas en el Salon de actos de la Diputación de Huesca


Inauguración en Huesca.
fotografía de José garrido Lapeña



Cortometrajes:
Jueves 13 de junio a las 19:00 horas en el Salon de actos de la Diputación de Huesca


Pedro Avellaned.
Fotografía de Javier Albors

Conversación  entre Pedro Avellaned y Antonio AnsónJueves, 27 de junio a las 18:00 horas en el Salon de actos de la Diputación de Huesca

  

Pedro Avelleaned y Antonio Ansón.
Fotografía de José Garrido Lapeña



Texto de Antonio Ansón:

La noche, con todos sus elementos incorporados, la luna, el secreto, la

oscuridad, lo íntimo, como lugar mítico de ensoñación también y puerta por
donde escapar de una realidad opresora y asfixiante. El cuerpo como lugar de
experiencia del dolor y del placer a partes igual de forma indisociable, es decir,
el pecado y el placer reunidos en una misma experiencia religiosa y
trascendente. El hermano muerto. Las pesadillas. El vivir apasionado. Los
insomnios. Un mundo íntimo de corrientes y remolinos que bulle bajo la
superficie. La sublimación de los demonios personales constituyen las fuentes
principales de las que se nutre el trabajo del artista.
En su formación intervienen dos disciplinas presentes su obra: el teatro y el
cine, y cuenta, por otro lado, con el Goya de las pinturas negras, con el
surrealismo y Buñuel como referentes. Del cine incorpora las construcciones
seriadas, a modo de secuencias que articulan un segmento temporal con
sentido propio. Del teatro el autor adopta las puestas en escena. La mayoría de
sus collages son concebidos como teatros donde se interpreta un drama, otras
veces una comedia.
Hay que subrayar la economía de medios utilizada por el artista. No hay
despliegue de recursos ni trabajos espectaculares, sino con materiales cercanos

y modestos, una actitud artística que lo acerca al arte povera de finales de los

sesenta. Podría hablarse de una estética de lo precario, pues con muy poco
Pedro Avellaned es capaz de crear todo un mundo complejo y personal.
Los collages de Pedro Avellaned podrían definirse como un explícito autorretrato
en donde el autor se busca, indaga y se pregunta sobre la identidad y su lugar
en el mundo, tanto si el propio autor quien aparece en los collages, tal y como
ocurre en muchos casos, como cuando asalta y roba otras imágenes y cuerpos
para representarse a sí mismo en las escenas que Pedro Avellaned construye
para explicarse y contarnos sus interrogantes.
El último territorio explorado por Pedro Avellaned es el de la imagen digital,
aunque no como en principio se podría entender este término. Pedro Avellaned
utiliza cámaras digitales pero no manipula las imágenes mediante un
tratamiento con las aplicaciones convencionales. Saca partido a la cámara
digital jugando con las posibilidades que el propio aparato ofrece obteniendo un
resultado sorprendente. Consigue lo que a pocos les es concedido, tener un
sello identificable, una voz reconocible.

Fotografías de Pedro Avellaned:

El Cristo moderno, 2009
 

Galarina, 2009
 

El primer collage, 1975

Memoria íntima, 2001

 

Ver catálogo de la exposición

Fotografías de la inauguración en Huesca, 6 de junio de 2013:

Momento de la inauguración en Huesca.
Fotografía de José Garrido Lapeña

Momento de la inauguración en Huesca.
Fotografía de Javier Albors

Momento de la inauguración en Huesca.
Fotografía de Javier Albors