Visita a las exposiciones de Thomas Joshua Cooper y Enrique Carbó



Visita a la Carbonería http://www.lacarboneria.net/.

Fotografía en la Galería La Carbonería. Tomada por Gloria



El sábado 11 de Diciembre viajamos hasta Huesca para ver las exposiciones de Thomas Joshua Cooper y Enrique Carbó, éste último en  La Carbonería, espacio de arte. (Ambas ya finalizadas)
En el CDAN la recepcionista nos atendió muy amablemente y Magdalena en la visita guiada,nos comentó ampliamente el trabajo de Cooper. Aunque el edificio, no es demasiado expectacular, si lo es la buena iluminación natural que proporciona el techo transparente.

(Public. J. Marín )



Thomas Joshua Cooper con su cámara

Comentario de la visita guiada a la exposición “TRUE” del fotógrafoThomas Joshua Cooper en el CDAN (Huesca). A.M. 

Thomas Joshua Cooper (San Francisco, California, 1946) está considerado como uno de los máximos representantes internacionales de la fotografía de paisaje. Desde hace veinte años reside en Glasgow (Escocia), donde fundó el departamento de Fotografía Artística de la Glasgow School of Art. Su obra se halla expuesta en numerosos museos y colecciones públicas y privadas de todo el mundo: Fundación Gulbenkian, Centro de Arte Moderno de Lisboa; The Art Institute of Chicago; Centro Nacional de Artes Plásticas de París; The Tate Gallery de Londres; y National Gallery de Canadá, entre otros. Asimismo, ha expuesto en diversas galerías y museos internacionales: John Weber Gallery, Nueva York; Sean Kelly Gallery, Nueva York; Princeton University Art Museum, Nueva Jersey; Museo de Bellas Artes de Nuevo México; Michael Hue-Williams Fine Art, Londres; Galerie Franck und Schulte, Berlín.
El Centro de Arte y Naturaleza de Huesca exhibió del 24 de septiembre 12 de diciembre de 2010, la exposición “True” del fotógrafo Thomas Joshua Cooper. Consta de 60 imágenes realizadas en un viaje de dos años a las regiones polares del Atlántico, al Norte y al Sur, que forman parte de la serie The World’s Edge (El borde del mundo). Las fotografías en blanco y negro están tomadas mediante exposiciones lentas con una cámara de placas AGFA construida en Nueva York en 1898.
Amablemente Magdalena, la guía, nos relato un poco más sobre la vida y obra de Thomas Joshua Cooper, un viajero, como él se define, en busca del paisaje más recóndito del planeta. Comenzó la visita con el visionado de la primera obra que nos adentra en la evolución de Cooper y la definición de paisaje.
Debemos de entender que “ el paisaje “es cultural, es un concepto que no existe, nació en oriente como algo estético, algo artístico y no fue en occidente hasta la edad media, con Giotto, pintor, escultor y arquitecto italiano del Trecento al que se le considera uno de los primeros en romper las limitaciones del arte dando lugar a las figuras modeladas e individuales en perspectiva, adoptando el lenguaje visual de la escultura al darles volumen y peso y luego Giorgione, pintor italiano y representante destacado de la escuela veneciana que pinto La tempestad, considerado el primer paisaje de la Historia del Arte occidental.
La tempestad de Giorgione
En Europa el paisaje cobró importancia en el SXVII, gracias al alto poder adquisitivo de la época y sobre todo en Holanda, como ejemplo la Vista de Delft obra Johannes Vermeer, pintor neerlandes que alcanzó la fama gracias a su pintura costumbrista y particularmente reconocido por su maestría en el uso y tratamiento de la luz.
Después en los 60 surgió el Land Art «arte de la construcción del paisaje» o «arte terrestre», tendencia del arte contemporáneo, que utiliza el marco y los materiales de la naturaleza como la madera, la tierra, las piedras, la arena, las rocas, etc. al que pertenece Joshua Cooper.
Obra de Thomas J. Cooper
No fue hasta los 23 años en el que creó la primera fotografía que él considera como obra, titulada “An indication – See Cannyon / 1969-1970″ en la escena aparece una casa que refleja el misterio y marca la línea posterior de la escena, esta obra ha sido adquirida por el CDAN.
En los años 70 realiza obras sobre leyendas de los indios Chéroqui, de los celtas etc., relacionando el título con la imagen.
En los años 80 viaja a lugares más lejanos, como Japón, Australia… creando la serie “Piedras Míticas
En los 90 realizó su principal trabajo, que interpreta un Atlas de la tierra y las liga con acontecimientos ocurridos. Con el título acompaña la latitud y la longitud donde ha sido tomada la fotografía.
Fue un proyecto “El borde del mundo“ de unos 20 años de duración agrupados en tres catálogos.
Acostumbra a usa cámara de placas en formato grande (9.5 kg de peso) de 1989, a la que se niega deliberadamente a acoplar avance tecnológico alguno, quiere captar el factor tiempo, él no toma fotografías sino crea imágenes, la obra le supone 9 meses de trabajo en laboratorio.
Obra de Thomas J. Cooper
En los años 2000 realiza fotografías del Polo Norte y del Polo Sur, así como del Mar del Norte y del Mar del Sur. Algunas son dípticos (fotografías emparejadas) como las obras “Soñando el solsticio de invierno en el sur polar (2007)” y “Soñando el solsticio de invierno en el norte polar (2008)” fotografías totalmente en negro.
Cooper prefiere contemplar en lugar de mirar, le gusta el contraste y en otras predomina el blanco, como el deshielo en el océano Ártico, de la que se muestran 4 obras muy semejantes por el predomino del blanco y las escasas grietas que en él se adivinan, con estas obras a Cooper se le acusa de repetitivo, pero él se defiende, indicando que solo hay que fijarse en el detalle y se apoya en la obra de Robert Rymam, pintor estadounidense identificado con los movimientos de la pintura monocroma, el minimalismo, y el arte conceptual y de Agnès Martin, pintora minimalista norteamericana. Nos aclara que el blanco del Polo Sur en la Antártida, refleja sentimientos positivos en occidente y de luto en oriente. De esta forma nos recuerda la novela Moby-Dick del escritor estadounidense Herman Melville, donde la ballena blanca transmite terror, con estas obras de predomino blanco quiere transmitir igual que una Iconografía abstracta del terror.
En 2008 tomo fotografías del Canal de Cornice, lugar donde se descubrió el agujero de la capa de ozono. Son lugares muy inaccesibles en los que Joshua ha llegado a informar de la existencia de rocas no cartografiadas.
Obra de Thomas J. Cooper
De la serie “Peligros sin explorar” ha tomado fotografías del estrecho de Bransfield, lugar de la tierra menos pisado que la luna, en la boca del estrecho Antártico. (63 12.81’S / 57 16.20 W).
La obra “Mirando hacia la Antartida”, nos transmite la idea del romanticismo, a semejanza de la obra ” El caminante sobre el mar de nubes ” de Caspar David Friedrich, pintor alemán cuyo género preferido fue el paisaje y, dentro de él, los temas montañosos y marinos. En él, pretende que nosotros seamos el caminante del cuadro frente a su obra que nos muestra la fuerza del océano Atlántico Sur.
Pilar de Hércules de Cooper
Finaliza la visita con el visionado de un vídeo que nos muestra cómo trabaja.
“Cooper se encuentra perdido en la vida, localizar un lugar del mapa y llegar a él, le sirve para encontrarse”.
Thomas Joshua Cooper y su obra