Exposición "Infranqueable.02" de Almalé/Bondía

Lugar:    Castillo de Grisel, Grisel (Zaragoza)

Fecha:    Del 6 al 31 de Agosto de 2011
Horario:  Fin de semana: de 11:00h a 14:00h y de 18:00h a 21:00h. Resto de días: de 18:00h a 21:00h

Dentro de las actividades que eventualmente se organiza en el Castillo de Grisel, del que es organizador y propietario Manuel Jiménez, se presenta esta exposición formada por 15 fotografías y un audiovisual situados en el salón principal del castillo.
Un conjunto de imágenes realizadas en entornos naturales alrededor de la frontera entre España y Francia, con las que se pretende invitar a la reflexión sobre las fronteras naturales y su significado en el imaginario colectivo.

Mas información: http://www.almalebondia.com/ y blog del castillo de grisel.

“La frontera es el nuevo escenario que Almalé y Bondía eligen para continuar su particular construcción visual de una dramaturgia del paisaje. Del bosque, lugar de localización de la serie fotográfica In situ, a la frontera, territorio donde se sitúa Infranqueable 01. Límites y fronteras, un proyecto cuyo desarrollo en el tiempo acogerá las reflexiones derivadas de las diferentes acciones en el espacio. El mecanismo que alienta este nuevo trabajo comparte con In situ la percepción consciente de un escenario natural, previa a su descripción real e imaginaria; el espacio, entonces, se convierte en paisaje donde todo está por construir. El paisaje de la serie In situ es el de los bosques que se extienden en los límites de la frontera a ambos lados de los Pirineos. Tras cruzar la frontera que separa España y Francia, Almalé y Bondía decidieron atender al paisaje que la delimita y la señala físicamente con 602 mojones, de Oeste a Este, desde Hendaya e Irún hasta Cerbère y Portbou. Eligieron el Paso de Canfranc / Le Pas d’Aspe para situar su acción que, como en In situ, busca evidenciar la incertidumbre contemporánea mediante el encuentro dispar de imágenes en un territorio extraordinariamente frágil e inquietante. En la frontera, Almalé y Bondía vuelven a componer la barrera especular que acoge la visión fragmentaria y alterada del paisaje fuera-de-campo. Y en la frontera convocan a determinados artistas de cuyo trabajo se sienten especialmente próximos. Ahí están las puertas de Rachel Whiteread, las señales mudas de Josef Schulz o los inquietantes rostros que miran sin ver de las esculturas hiperrealistas de Ron Mueck, reflejados en los espejos de los artefactos que Almalé y Bondía clavan en la frontera o esparcen a ras de suelo. La incapacidad para saber con certeza el grado exacto de verosimilitud de unas y otras imágenes evidencia el conflicto que sobre la identidad individual, social y política dirige la reflexión visual de Almalé y Bondía en la frontera.” Texto: Chus Tudelilla