Fotografía de José Luis Cintora
Todos recordamos a nuestro compañero Acisclo entrando en la sede de la Plaza de San Francisco, con su bolsa dispuesto a positivar su último carrete de fotos en blanco y negro.
Durante años y casi a diario entre las 7 y las 8 de la tarde, Acisclo se ponía su bata blanca para entrar en el cuarto oscuro y durante una hora revelar o positivar su último carrete. Para muchos ese es un recuerdo vivo, de como con sus más de 90 años, tenía tiempo todos los días para dedicar un rato a la fotografía.
Acisclo era habitual en los eventos que organizaba la Sociedad y siempre con su cámara al cuello nos enseñaba a todos que hay que estar dispuesto a tomar fotografías, por que nunca se sabe, cuando tendremos la foto que todos esperamos hacer.
Acisclo con su nieta Pilar Giambanco y Beatriz Sole
mostrando los trofeos del Concurso Social de 2006.

Retato de Acisclo tomado el 26 de marzo de 2009
Con motivo de la despedida de la anterior Sede de la RSFZ en Plaza de San Francisco.
Foto Antonio Morón