Es Santiago Choliz un veterano y polifacético artista que cambió
el cine de 8 m.m. por la fotografía digital. Si en un reciente pasado nos
sorprendió con sus “Princesas tras el cristal” ahora su colección de
fotografías deportivas nos vuelve a deslumbrar con unas imágenes en las
que el movimiento captado en su instantaneidad adquiere unos valores
plásticos de indudable belleza. Espectaculares colores captan el esfuerzo
deportivo en las expresiones de sus protagonistas; rostros y figuras en
composiciones increíbles reflejan la emoción de un momento irrepetible.
Si todas las disciplinas deportivas aportan a este conjunto fotográfico sus
particulares estéticas es la gimnasia rítmica la más armónica de todas ellas.
José Antonio Duce